miércoles, 9 de julio de 2014

Plantas Medicinales, algunos ejemplos

Esta semana os voy hablar sobre algunas plantas que podemos usar como remedio contra algún resfriado o incluso para mejorar nuestra salud.

Hay numerosas plantas que tienen múltiples aplicaciones o solo una en concreto y, por esto mismo los remedios naturales siempre han estado con nosotros a lo largo de la historia, es más, los medicamentos no son inventados. La principal función de los medicamentos es imitar al principio activo que poseen las plantas para poder hacer frente a sus depredadores o incluso a las condiciones meteorológicas.

Antes que nada debemos saber que los remedios naturales no siempre pueden ayudar a todas las personas ya que, depende mucho del organismo de cada uno poder sacar el máximo provecho, con esto quiero decir que no a todos les van a hacer efecto o que, para una persona una infusión es suficiente y para otra puede necesitar 3.

También hay que decir que, al igual que los medicamentos, estos remedios pueden ser peligrosos a altas dosis, a mujeres embarazadas, tomarlas en el periodo de lactancia y a niños menores de 6 años.
Se deben tomar infusiones suaves para no cargarlas demasiado, se ha de tener especial atención si tienes alguna enfermedad crónica y si tomas medicamentos puesto que, puede afectar a este y puede llegar a ser bastante peligroso. Así que, si tienes alguna duda, debes consultar a un especialista antes de tiempo. Prevenir es mejor que curar.


Dicho esto podemos empezar con la lista de las plantas que más efectos y más saludables son, eso sí, para no analizar toda la lista completa, he escogido las principales y de estas vamos a hablar de 2 para cada categoría, que son las que se pueden conseguir fácilmente, bien porque venden ya los tés o bien porque las utilizamos a diario para la cocina.

  • Primero vamos con un tema que interesa a casi la mayoría de las mujeres y ahora con más frecuencia cada vez a más hombres. Plantas que ayudan a perder peso.

Tomar infusiones no es una total y absoluta garantía de tener una pérdida de peso, pero si pueden contribuir muchísimo a lograrlo si a la vez haces ejercicio y tienes una dieta equilibrada, puesto que algunas infusiones tienen una función diurética y otras ayudan a la asimilación y metabolización de las grasas.

La lista principal para esta categoría son; Abedul, Ortosifón, Cola de caballo, Zarzaparrilla, Bardana, Fucus, Mate, Garcinia, Hoodia y el Té verde.
De las cuales vamos a hablar del Té verde y de la cola de caballo, ya que ambos se venden muy bien y las puedes encontrar fácilmente en las tiendas, además de que yo mismo he probado estas infusiones.



Cola de Caballo; ayuda a adelgazar por su efecto diurético pero además tiene otro efecto singular y es que, remineraliza y repara los tejidos después de producirse una pérdida de peso.
Esta planta se caracteriza por ser muy rica en flavonoides y por sus sales minerales, especialmente potasio y silicio, los cuales son los que les dan esas características tan especiales.



El potasio contribuye a eliminar toxinas y por eso es diurética, en cambio, el silicio es fundamental es los procesos de crecimiento y reparación del organismo.
Por esto mismo, esta planta no solo puede ayudar a perder peso sino que también contribuye a reparar la flacidez y los daños causados por las pérdidas de peso.

Pero no se queda aquí la cosa, también previene hemorragias nasales, hemorroides, úlceras en la piel e inflamaciones bucales por otros componentes que contiene como los alcaloides, saponósidos, glucósidos y taninos.

Sin embargo, no hay que abusar de estas infusiones y evitarlas si se usan parches de nicotina porque la combinación puede tener efectos secundarios importantes.
Para preparar la infusión (suave) hierve 10 gramos de planta por litro de agua.


Té Verde; este tipo de té lo que hace es estimular la actividad termogénica, esto quiere decir que, acelera la quema de grasas por lo que ayuda a perder peso.




De todas formas, si lo que queréis es perder peso quemando grasa, el té rojo también tiene esta función y a mi parecer es un poco más efectivo que el verde.

Otras de las funciones que tiene el té verde es que activa la circulación, baja la presión sanguínea y reduce el riesgo de infarto, aumenta las defensas, mejora el funcionamiento del hígado y de los riñones además de hacer más lento el envejecimiento.

También por tener vitaminas A, C y E y el aporte de cafeína y teína es una bebida estimulante por lo que no se debe de tomar en casos de excitación nerviosa o insomnio.

  • La segunda categoría va a ser la mejora de la digestion, donde hay infinidad de estudios que muestran y afirman las características especiales de las plantas. 
Aquí podemos encontrar; Hinojo, Hiebaluisa, Genciana, Canela, Jengibre, Salvia, Artemisa, Poleo, Laurel, Menta, Cilantro, Regaliz, Comino y Cardamomo
El hinojo, la canela, el jengibre, el poleo, el laurel, la menta y el comino son fáciles de encontrar pero las dos más especiales son;  hinojo y comino.

Hinojo; ayuda a favorecer los movimientos intestinales, a disminuir las inflamaciones del aparato digestivo y la acidez estomacal, a cuidar el hígado, el riñón y el bazo.



Por ser diurético se puede usar contra la celulitis, la retención de líquidos, trastornos urinarios y piedras en el riñón.

Eso sí, mucho ojo con las cantidades puesto que puede provocar convulsiones. La infusión siempre se debe tomar después de las comidas y se tienen que cocer 25 gramos por litro de agua durante 15 minutos. Se deja reposar unos 10 minutos, se cuela y se toma.


Comino; su función diurética facilita la eliminación de líquidos del organismo, estimula la función renal y está indicado para tratar infecciones urinarias, piedras en el riñón y dolencias en la vejiga.
Otra propiedad que posee es que ayuda a la liberación de gases acumulados, calma los espasmos intestinales (útil en caso de diarreas y cólicos intestinales).







Para preparar la infusión son 2 gramos de comino por cada taza de agua y se ingiere una taza después del almuerzo y otra después de la cena.

  • Para ganar energía y vitalidad tenemos la Cola Acuminata, Azafran, Guaraná, Damiana, Eleuterococo, Romero, Ginseng y Schizandra.
Estas plantas tienen efectos estimulantes como el café y por esta razón debes tomarlas con precaución. 

Azafrán; los investigadores de la Universidad de Ciencias Médicas de Therán (Irán) y estudios publicados en la revista Progreso en Neuropsicofarmacología y Psiquiatría Biológica dicen que el azafrán ayuda a levantar el ánimo y vencer incluso a la depresión y a la ansiedad.



Ayuda a reducir los cambios leves o moderados de humor, la irritabilidad, los estados de tristeza o euforia, la melancolía, la intranquilidad o desasosiego, la pérdida de ilusión y de apetito además de las alteraciones del sueño.

Estudios recientes compara el principio activo del azafrán con la fluoxetina, utilizada en el medicamento antidepresivo mas recetado del mundo, se puede decir que el azafrán es el antidepresivo natural.

Y como se viene diciendo, no hay que abusar, en gran cantidad es una planta muy toxica. Con 1 gramos por taza está bien.


Romero; con propiedades vigorizantes, refrescantes y estimulantes también se utiliza como antibacteriano y como digestivo. La infusión te alivia además la tos y es buena para el hígado y para evitar los espasmos intestinales.


Tanto las infusiones como los aceites que te puedes encontrar (usados en balnoterapia) en dosis elevadas pueden tener un efecto tóxico y afectar incluso al cerebro, así que, con mucho cuidado.

Una cucharadita por taza, se deja tapada unos minutos y se cuela. Por la noche puede provocar somnolencia, es mejor tomarla antes o después de las comidas.

  • ¿No puedes dormir? Algunas plantas que te pueden ayudar a conciliar el sueño y son relajantes como; Tilo, Espino Albar, Valeriana, Pasiflora, Melisa, Cilantro, Hipérico y Lúpulo.

Valeriana; de esta planta voy a decir poco y es que hay poco que contar, es uno de los remedios naturales más eficaces contra el insomnio, ya que ayuda a conciliar el sueño y a mantenerlo cuando la persona se despierta con frecuencia.



 Estas infusiones se preparan con la raíz fresca (5 gr por taza). Se machaca la raíz y se deja en agua un día. Antes de consumirla hay que colarla.

Melisa; gracias a su composición calma los estados de ansiedad leve, la irritabilidad y la jaqueca de origen nervioso.
Las personas que tienen algún trastorno hepático no deberían tomarla porque puede producir algún efecto adverso en el hígado.
   



  • Infusiones contra los reumatismos.
Cuando ya existe un diagnóstico claro de enfermedad reumática, hay que seguir al pie de la letra las indicaciones médicas, pero estas plantas pueden ayudarte a depurar tu organismo y a reducir los síntomas que acompaña a muchas de estas dolencias, porque tienen un efecto anti-inflamatorio y depurativo.

Serpol, Centella asiática, Boldo, Grosellero negro, Guindilla, Harpagofito, Ñame y Alfalfa.


Guindilla; su componente más abundante es la capsaicina que, ejerce un efecto sedante, bloquea ciertos neurotransmisores y, de esa forma, disminuye la sensación de dolor.


Además es efectiva para reactivar la circulación sanguínea.

Para este caso, tomarse una infusión no es una buena idea y es mejor tomarla como siempre se ha hecho, en las comidas.


Alfalfa; aporta fósforo, magnesio, calcio y vitamina D, que justamente la combinación de estos 2 últimos elementos es que lo que se considera conveniente para cuidar los huesos, puesto que ayudar a fijar el calcio y a mejorar la calidad de la masa ósea.
Se puede tomar en infusión (50 gr por litro de agua) o en brotes para añadir a las ensaladas.


  • Una tos persistente, un exceso de mucosidad, un resfriado que se manifiesta con “pitidos” en el pecho y no se acaba de curar. Para poder respirar mejor tenemos el Berro, Borraja, Drosera, Gordolobo, Malva y Orégano.

Orégano; una de sus principales características es que es un magnífico remedio antioxidante, disminuye hasta un 20% más la aceleración del envejecimiento que otras plantas y en infusión mejora los bronquios debido a que actúa sobre el epitelio bronquial haciendo que la mucosidad salga.



Para aliviar la tos se puede beber 3 veces al día esta infusión, solo con una cucharadita en un vaso de agua.

Si se padece de afonía, laringitis o faringitis, lo más adecuado son las gárgaras de orégano en vez de la infusión. Además su aceite esencial (ingerido siempre con la supervisión de un experto) puede ayudar a disminuir las hemorroides, las diarreas, el dolor de oídos o de muelas.


Malva; controla la tos seca y persistente así como alivia la faringitis porque hidrata, suaviza y desinflama las mucosas de la garganta.
Es una planta diurética por lo que no es conveniente mezclarla con otras que lo sean también.


  • Para aliviar los ojos están la Manzanilla, Eufrasia, Hamamelis y el Nogal
Para este caso, no se deben tomar las infusiones sino empando un paño limpio o una gasa esterilizada en el ojo.
Se debe de tener mucho cuidado y asegurarte de que no se introduce nada en el interior del ojo porque algunas podrían da lugar a otro tipo de irritaciones.


Manzanilla; se pueden hacer lavados de ojos para disminuir la sensación de cansancio ocular y para rebajar las bolsas, sin embargo no se puede usar con una conjuntivitis.



De su aceite esencial se puede extraer propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas, carminativas, espasmolíticos, antiulcerosas y ligeramente sedante.
Ingerida es principalmente para mejorar la digestión.


Nogal; esta planta es igual que la manzanilla en lo que se refiere a disminuir el cansancio ocular y las irritaciones oculares, tan parecida es que se pueden mezclar ambas para hacerlas más potentes.

  • Boca, encías y garganta. Para las pequeñas llagas en la mucosa bucal o en las encías, que no son graves, pero si muy molestas o para cuando tengas irritación de garganta, puedes echar mano a estas hierbas; Eneldo, Limonero, Malvavisco, Agrimonia.

Limonero; contras las dolencias de la gripe y los refriados (aparte del reposo y la dieta rica en líquidos) no hay nada mejor que la vitamina C del limón.
Su beneficio no se queda aquí ya que, ayuda a frenar las inflamaciones de la boca y las dolencias de la cavidad oral.


Eso sí, hay que diluirlo en agua porque puede dañar la dentadura de lo fuerte que es.

Yo mismo he usado el zumo de limón (diluido) para las llagas y en un par de horas no notas nada.


Eneldo; facilita la digestión, alivia las infecciones estomacales, elimina los gases y, tomada antes de la comida abre el apetito. La infusión de las semillas (5 gr en un litro de agua) contribuye a aliviar las afecciones bucales, tanto las úlceras llagas como la inflamación de la boca. Se hacen gárgaras 4 veces al día.

  • Depuran tu riñón las Alcachofas, Achicoria, Alquequenje, Arenaria, Gayuba, Llantén, Apio, Maíz, Diente de León y el Perejil


Alcachofas;  de las alcachofas podemos decir que son especialmente diuréticas y benefician el sistema urinario y renal.




Para obtener este gran beneficio solo basta con hervir las hojas durante unos minutos en agua y beber el caldo, cualquier momento es bueno para tomarlo, aunque para preparar al estomago se debería de tomar antes de las comidas.


Perejil; mantiene sanos lo riñones y logra el equilibrio urinario después de padecer una infección de orina. Esto es así porque aumenta la eliminación de orina y produce un “lavado” del riñón y la vejiga.
Con solo 6 gr de hoja  seca basta para hacerse una infusión para tomar 3 veces al día. En cambio si vas a usar las semillas se debe de tener mucho más cuidado y no usar más de 1 gr.


Lógicamente si estas siguiendo un tratamiento para el colesterol, antes de tomar estas plantas debes hablar con tu medico, una vez hecho esto y teniendo el visto bueno, pueden suponer una ayuda mas para cuidar tus arterias y tu corazón el Espino amarillo, Cardo mariano, Ortiga y el Ajo.


 Ajo; no se ha demostrado que disminuya los triglicéridos o que aumente el colesterol bueno (HDL) pero sí que hace la sangre menos densa (al tomarlo crudo) y esto hace que llegue más fácilmente al corazón, manteniendo además joven y limpias las arterias ya que, tiene un efecto natural vasodilatador, evitando que se acumulen lípidos.




También se le reconoce un importante efecto antibacteriano pero como en la cocina pierde la mayoría de sus propiedades es mejor tomarlo crudo, en polvo o en extracto, es si, no se tiene que mezclar con algunos fármacos para controlar el colesterol o para bajar la tensión arterial, así como si se va a entrar o a salido del quirófano.


Ortiga;  1 cucharadita de las hojas secas basta para hacerse una infusión que, debe hervir en el agua unos 5 minutos y después reposar unos 10. Después de tomarla tras las comidas mejora la digestión además de bajar el colesterol por su alto contenido en clorofila.

  •  Controla la tensión arterial (habla con tu medico antes); Espino blanco, Parietaria, Olivo y Betónica palustre. 

Espino blanco; de él se dice que tiene 3 beneficios muy concretos: por un lado tiene un efecto inotrópico (significa que da fuerza al corazón estimulando y mejorando las contracciones del músculo cardiaco) por eso, a veces lo emplean personas que sufren arritmias.


Por otro lado, actúa como cronótropo (mejora el ritmo al late el corazón) y finalmente, es dromótropa (mejora las conexiones y la comunicación entre las distintas fibras musculares del corazón).
Por su alta eficacia no se debe tomar sin precauciones y sin hablar antes con el médico.


Olivo; esta “infusión” lo toma mucha gente y es súper famosa tanto es España como en el mundo entero, es el aceite que, con todas sus propiedades priman que es un eficaz antioxidante, frena la hipertensión y es anti cancerígeno.


  • Algunas de estas plantas reciben el calificativo de “antibióticos” porque pueden ser muy eficaces para aumentar las defensas. Pero se deben tomar muy suaves.

Estas plantas son; Tomillo, Uña de gato, Equinácea y Acelga.


Tomillo;  se considera expectorante, su aceite es antiespasmódico (evita la tos no productiva) ya que, logra relajar el musculo liso bronquial. Debido a esto, es sumamente eficaz para mejorar los síntomas de catarros y gripes que afectan a los pulmones y bronquios.


Tomado tras las comidas ayuda a hacer la digestión, en el desayuno, en cambio, ayuda a evitar el estreñimiento.
Pero su gran beneficio es ser capaz de estimular la formación de leucocitos y una elevación de los niveles de trombocitos en sangre.

Infusión que debes tomar con mucha cautela, con solo 15 gr por litro es más que suficiente, 5 minutos a hervir y otros 10 a reposar.

Esta infusión me la he tomado en varias ocasiones a lo largo de estos años y he de decir que por lo menos a mi me funciona extremadamente bien.


Acelga; aumenta las defensas porque tiene una alta cantidad de folatos que contribuyen a aumentar los glóbulos rojos y blancos.
Una infusión de acelgas no sé cómo esta pero revueltas con huevos y jamón están de vicio y que mejor manera que meterlas en tu dieta.



  • Contra la migraña encontramos la Angélica, Matricaria, Olivarda y la Petasita. 

Olivarda; su compuesto, el ácido ilícico, consigue una vasodilatación de las venas que llegan al cerebro. Esta sustancia se utiliza en farmacológicamente para elaborar preparados analgésicos que logren disminuir los dolores de cabeza.





Petasita; sus 2 compuestos limitan los espasmos que se producen en los vasos sanguíneos del cerebro y actúan como anti inflamatorios. Se puede usar contra la migraña pero su verdadero efecto es preventivo.



 Te puedes acostumbrar a tomas infusiones muy suaves en periodos donde padeces más estrés o en momentos donde no duermas casi nada. Una vez que aparece el dolor estos tratamientos no sirven de nada.

  • Y por ultimo podemos tener el Saúco, Aciano, Fresno, Ulmaria, Onagra, Albahaca, Amapola y Noni para controlar el dolor más generalizado.

Albahaca; sus hojas son un buen remedio que tienen acción analgésico y según los últimos estudios podrían reducir hinchazones de origen diverso y de forma rápida.
Se cree que puede ser especialmente eficaz para controlar la inflamación y el dolor provocado por la artritis.

   

Onagra; es conocida sobre todo entre las mujeres porque les ayuda a equilibrar sus reglas, pero sus compuestos van mas allá de ese beneficio y actúan contra la inflamación.
También es apreciada por la ayuda que da en problemas dermatológicos, puesto que sus aceites ayudan a mantener la elasticidad de la piel y a retardar el envejecimiento.



Con esto acabo por esta semana, espero que os sea de utilidad y por supuesto que tengáis cuidado a la hora de tomarlas.

Yo llevo unos años tomando muchas infusiones, sobre todo para la digestión y para resfriados y me hacen mucho efecto, cuando noto que voy a coger un resfriado me tomo una infusión de tomillo y desde entonces no me he resfriado mas en lo que llevo de tiempo.

 Eso sí, siempre me las hago suaves para evitar contratiempos.

Fuente obtenida por el libro "100 Remedios Naturales para ganar Salud" y mis propios conocimientos.






2 comentarios :

  1. Mira cuan rica es la naturaleza, que nos brinda de sus propiedades para beneficiarnos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien dicho Alejandra ^^ la naturaleza siempre nos está dando, tan solo tenemos que saber escucharla.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar

Subir