sábado, 23 de noviembre de 2013

Desarrollan primer invernadero climatizado con energía geotérmica

Banner 18 VerdeZona


Este innovador proyecto es co-financiado por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), del Ministerio de Agricultura, con recursos del Fondo de Innovación para la Competitividad del Gobierno Regional Metropolitano, y desarrollado por el empresario agrícola Sergio Aguilar.

Antes de todo, ¿qué eso de la energía geotérmica? Pues bien, la energía geotérmica de baja temperatura es una tecnología usualmente considerada a medio camino entre la eficiencia energética y las Energías Renovables No Convencionales, porque se utiliza   energía que proviene gran parte desde el sol y requiere también  del consumo de energía eléctrica. De esta forma, una gran parte de la energía que entrega el sistema la obtiene desde el ambiente y otra pequeña desde el suministro eléctrico.

Esta iniciativa lo que pretende es establecer el uso de una bomba de calor geotérmica para permitir el control de la temperatura de forma dinámica, y así poder optimizar el aporte de calor al invernadero, y el motivo de esto es porque la producción de cultivos bajo invernadero requiere regímenes térmicos de baja variabilidad y temperaturas mínimas más elevadas superiores a 12º C. Por debajo de éste, las especies de hortalizas y flores ralentizan el crecimiento, presentan síntomas de deterioro y se afecta la productividad de los cultivos.

Lo mismo sucede con temperaturas muy altas, por encima de los 28º C el aporte o retiro de calor en el interior del invernadero, mediante sistemas de climatización, controla la temperatura durante el crecimiento y desarrollo de los cultivos, permitiendo que se pueda programar la producción.

Actualmente, a nivel nacional los invernaderos no son climatizados, existiendo muy pocos de alta tecnología —pertenecientes a grandes empresas— que sí lo hacen, usando para ello combustibles fósiles.

Los resultados que se obtendrán de este proyecto son de ser positivos, ya que el uso de esta energía geotérmica podría reducir hasta en 50% los costos en energía.

También se pretende cuantificar si el uso de este sistema es conveniente en lo ambiental, reduciendo la cantidad de energía primaria utilizada para lograr una producción intensiva bajo invernadero y, por tanto, reduciendo la huella de carbono global de este tipo de cultivos.

El coordinador de la iniciativa, Abdo Fernández, explica que el sistema que se está probando lo que hace es bombear agua de un pozo a través de una máquina. Esta agua ingresa a unos 15ºC y se devuelve de inmediato a unos 8ºC.

A continuación dejo lo que Fernández ha dicho exactamente:

“Ese diferencial de temperatura es el que se aprovecha para calentar el agua del sistema de acumulación de calor, desde donde luego se distribuye al invernadero por sistemas de calefacción ambiental y del agua, en el caso de las camas hidropónicas”.


“Además de menores costos energéticos, se obtiene una mejor calidad de producto, ya que la planta está en condiciones más cómodas para desarrollarse. Esto puede provocar una producción incluso más temprana, lo que sumado a lo anterior, impactaría en mejores precios para el agricultor. Y por último, algo que nos interesa mucho, éste es un proyecto replicable para otras zonas del país, especialmente para las regiones del sur”.

Artículo 17; El inconveniente de una población envejecida
Artículo 19; Ahorro energético en las viviendas. Arquitectura bioclimática


1 comentario :

  1. Estos avances serán buenos para la producción, hay que renovarse.
    TRAFFIC CLUB, Fútbol y Tenis, más que un juego

    ResponderEliminar

Subir